miércoles, 25 de marzo de 2015

ENTRE LA NOCHE Y LAS TINIEBLAS


  Gabriel Trejos Duque había  atravesado cientos de montes, montañas y matorrales, con machetes, palos y con las manos… había tumbado maleza, matas y troncos que se oponían en su marcha,… la selva gigantesca, llena de bestias y oscuros ojos se iba tragando su rastro, … todo lo que había hecho antes ahora se iba borrando con el tiempo … mientras avanzaba.


El calor, el sudor y un ambiente húmedo lo estaban consumiendo y la brújula del destino solo daba vueltas sin encontrar un rumbo fijo que pudiera esclarecer cual era el sendero que debía tomar…. El sendero claro… o el sendero oscuro…  No había una respuesta en el horizonte… pues el sol bailaba entre las ramas y se perdía por momentos para luego salir de nuevo… ¿o serian las estrellas?... no es fácil identificar que eran sombras, que eran animales, serpientes o réptiles… insectos… monstruos o demonios.



En medio de la selva espesa y oscura, infestada de habitantes venenosos y mortales,… Trejos encuentra un rio,… un rio de aguas profundas lleno de caimanes y cocodrilos,… sus dientes filosos, pieles toscas y ojos penetrantes se deleitan sintiendo el olor de su próxima víctima.

Trejos mira el caudal del rio,… mira a sus ansiosos rectilíneos habitantes y recuerda el ejército de caníbales que lo vienen persiguiendo desde los valles, una tribu de mortales sirvientes  al dios Érebos: el señor de las tinieblas de los infiernos. 



Gabriel Trejos toma aire, los caníbales se desplazan rápidamente hacia donde él se encuentra, saca de su morral un látigo y lo enlaza con una rama, toma aire y un impulso desesperado… se lanza al vacio, los reptiles prehistóricos lanzan mordiscos al aire esperando que una extremidad de Trejos caiga en sus bocas, este a su vez, patea a los lagartos con sus botas,… los caníbales gritan desde la orilla y lanzan palos, flechas y piedras,…  Gabriel se ríe mientras llega un lugar seguro en un arco que forma un árbol ancestral. La tribu grita y maldice rabiosa al otro lado en un idioma que aun nadie ha estudiado en la civilización.



Bajo el árbol milenario se extiende una red de cuevas forjadas en minerales y una vegetación que no existe en ningún lugar del mundo… es guiado por un millar de mariposas nocturnas que iluminan el oscuro sendero… Es el templo de Nicte: La noche.



Trejos desciende a los aposentos de Nicte, ella se encuentra recostada sobre una roca plana semejante a un altar rustico, sus cabellos son oscuros y sus ojos iluminan el resto de su rostro, su cuerpo es blanco como el marfil y esta esculpido delicadamente para formar líneas que son completamente deslumbrantes para cualquier mortal.



Nicte, la noche,… siente la presencia de Gabriel, como la niebla su cuerpo lo rodea en un movimiento felino… mientras acerca sus labios para sentir su aliento. La señora de la noche siente curiosidad por el mortal que se ha aventurado a pasearse por su reino siniestro de tinieblas y oscuridad.

- ¿Cómo te has atrevido a poner tus sucios y débiles pies sobre los pisos donde solo los dioses pueden caminar? – pregunta Nicte mientras sus ojos alumbran con algo de rabia, orgullo y pasión.



Pero Trejos no responde. Solo sonríe mientras deja caer una escultura de Érebos que sostiene el manto del cielo nocturno… y al irse desquebrajando esta, se va descubriendo la majestuosidad de la Luna… que iluminada se eleva sobre el cielo nocturno… mientras la noche desesperada  corre hacia las sombras gritando y gimiendo buscando refugio.

Gabriel Trejos sale caminado del templo con tranquilidad y serenidad pues la Luna ilumina su camino en agradecimiento por haberla liberado de la opresión de la noche.

Luis Gabriel trejos duque

domingo, 11 de enero de 2015

EN CAÍDA LIBRE.


luis gabriel trejos duque 
ShivaCity, en algún lugar del postfuturo…Gabriel Trejos Duque atraviesa la ventana mientras se precipita hacia el vacio perpetuo, cientos de pequeños vidrios se entierran en su piel mientras sigue disparando su cañón laser para defenderse de los asesinos rememoria que le disparan sin cesar para terminar con sus logros y su vida.

Trejos ya no es tan hábil, es lento y su pensamiento ya no tiene el poder que tenía antes, sus “amigos”, los caballeros que antes le rodeaban entorno a su visión han caído bajo el manto oscuro del hades donde las almas vagan en estado de inconsciencia eternamente… o se han cambiado de bando, vendiendo su alma al mejor postor: Los rememoria, una secta, un círculo cerrado que pretende manipular las mentes de las personas para que olviden y vivan una falsa realidad como un androide o un software escrito en lenguaje encriptado, cumpliendo con su voluntad.



Gabriel  sabia eso, estaba condenado al olvido aparente, pues había retado muchas veces a los falsos dioses y su falsa bondad y humildad, él sabia que bajo las frases de olvido y falsas apariencias se encontraba el falso discurso con el fin de usar su fuerza para escalar mas escalafones sociales y así mantener el “poder” que dicen “despreciar” constantemente pero el cual adoran sobre todas las cosas y con el cual inyectan a la sociedad miles de mentiras para satisfacer sus oscuros deseos y egoístas personalidades.



La caída es larga… los rayos laser rosan la piel y los músculos de Trejos, una sensación que no es nueva, pues fue apuñalado muchas veces por la espalda, y  el dolor de las heridas constantes se han vuelto casi un sentido cotidiano… que no sana y no va terminar de sanar.

Las torres de Jano, uno de los más antiguos dioses de Roma, fueron construidas por ciclopes esclavos en todo el centro de ShivaCity. Todo un monumento a la verdadera identidad de la ciudad. El rostro de Jano es de una figura masculina bicéfala, son dos rostros barbados que se oponen entre sí, pero que son en realidad el mismo organismo,  Jano representa el Umbral de una puerta que tiene doble faz, doble moral, las dos caras miran en sentido opuesto y actúa siempre a favor del mejor postor. Así actúan los rememoria, pero ya nadie puede verlo, pues la hipocresía y la ley del mejor postor se habían vuelto el estilo de vida de los habitantes sin memoria.



Las rémoras son unos peces que nadan al lado de los tiburones y se comen las sobras de lo que estos despedazan cuando cazan, por eso los caballeros comenzaron a identificar a los rememoria con estos peces parásitos.

Pero la hermandad de caballeros ya no existe, cayó en el olvido, los rememoria son los nuevos amos y el olvido se apodero de la mente de los habitantes de ShivaCity, que solo ve por los ojos de Jano.



Gabriel Trejos sigue cayendo, mientras los asesinos de recuerdos, rememorias, cargan sus armas para darle de baja en este nanosegundo, el viento se escabulle entre sus cabellos, los ojos se humedecen, mientras apunta a sus oponentes, el estomago se hace grande y pequeño con una sensación de ganas de vomitar, el hades reclama su nombre con el fuego de los gritos y rugidos de dragones malditos,… pero en ese momento, en el momento en el que la caída es inminente… el corazón del águila comienza a latir,… bombea sangre al cerebro, la ira le da la chispa eléctrica para tomar el aliento y arrebatarle su alma a las Furias y con un tiro certero disparar justo en su blanco: destruye el ojo de Jano.  

Las Furias gritan chillidos y graznidos, los rememorias guardan silencio a lo lejos, los cuervos se espantan.



Otro día besara los labios de Perséfone…Trejos ha encontrado una salida por un conducto de aire fotosintético que alimenta el edificio, por donde se escabullé, reincorporándose, alejándose del peligro corriendo bajo los oscuros pasadizos formados por las columnas que sostienen la antigua ciudad de ShivaCity y la nueva, llevando consigo lo que vino a hackear del colosal templo del hipócrita dios Jano: La Luz de la Verdad.  

  
luis gabriel trejos duque 
 

lunes, 27 de octubre de 2014

EL SENDERO Y EL DEMONIO.

La infancia de Luis Gabriel Trejos Duque  transcurrió en una zona semi rural… entre paisajes cafeteros, caminos de herradura, hermosas montañas, grandes extensiones de campos silvestres, muy cerca la ciudad con sus altos edificios calles y avenidas.
En sus ratos de ocio el joven Gabriel Trejos salía pasear por los pequeños caminos cercanos a los bosques vecinos, allí jugaba solo y fantaseaba con aventuras en otros tiempos, con duendes, guerreros y doncellas,… en su universo de sueños también viajaba a galaxias muy lejanas para vivir aventuras en compañía de extraterrestres, naves interplanetarias y mundos alienígenas.


Una tarde, que el sol alumbraba fuertemente, Gabriel, salió a uno de sus paseos fantásticos y en medio de matorrales, arboles y hermosas flores de mágicos colores, llego a la orilla de un riachuelo cercano, seguramente seguía el rastro de alguna rana para jugar o algún pajarito le llamo la atención…  allí fue donde se encontró con un gigante… de piel blanca, ojos penetrantes como el rojo escarlata,… no muy joven, no muy viejo… -Gabriel se quedo allí parado mirándolo de frente.


-Gabriel Trejos: caballero infante de blanca armadura y corazón soñador te he estado observando por mucho tiempo… - Dijo el gigante con una voz que rugía como un león en el sendero del riachuelo.


- ¿Quién es usted? – pregunto Gabriel.

-Soy “El Jefe”, “El Compadre” me dicen los campesinos, “El Putas” me dicen en las veredas y pueblos,… los sacerdotes me dicen “Demonio”… pero también me puedes llamar “El Diablo”… jajajaja! –Soltando una carcajada el gigante se dirigió al niño, con sus ojos rojos escarlata fijos en las manos del infante.

He sabido que tienes una gran imaginación y que tu alma pura y corazón soñador imaginan tu voluntad siendo un gran caballero y librar cientos de batallas contra el mal, ayudando al desvalido y liberando pueblos de la opresión y la tiranía… Jajaja!...

Pues como puedes ver, Gabriel Trejos, yo soy el amo de los tiranos… y he venido por tu alma… y hoy no te dejare pasar por el sendero del riachuelo,… solo hay una forma… y esa es que dibujes en el viento lo que tu corazón imagina en tu interior… Jajajaj! – Si no lo haces tu alma será mía y tus dones servirán a las tinieblas de mi reino sobre la tierra… JAJAJA!.


El eco de la risa demoniaca retumbo en los oídos de Gabriel, quien miraba al piso y escuchaba el tambor acelerado de su corazón, miro hacia el riachuelo, miro las piedras a su alrededor… hasta que se concentro y se agacho tomando la arena dorada de el piso… una corriente de aire se sintió en aquel preciso momento, Gabriel lanzo el arena hacia un rayo de sol que se filtraba entre las ramas de un guayacan amarillo y los matorrales vecinos,… extendió su mano derecha y con su dedo índice esbozo un águila dorada con las alas extendidas que furiosa se transformo en un dragón de arena dorada y voló hacia el horizonte y luego en picada se precipito sobre el gigante que horrorizado  corrió hacia el rio donde comenzó a hundirse por su propio peso entre las aguas y el barro… Gritando palabras vacías e insultos contra Gabriel.


Gabriel regreso al anochecer a su casa, donde lo esperaba un delicioso chocolate con buñuelos, pandebonos y pan aliñado que había preparado su mamá.


Desde ese momento comenzarían muchas luchas entre el bien y el mal por apoderase del Alma de Luis Gabriel Trejos Duque, quien había dejado de ser un caballero blanco para volverse un caballero gris.   


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...